Mi cielo en la tierra: La doctrina espiritual de sor isabel de la trinidad.pdf

Mi cielo en la tierra: La doctrina espiritual de sor isabel de la trinidad

M.m. Philipon

Transportada por gracia al ciclo de la vida trinitaria. Santa Isabel de la Trinidad vivió su bautismo a fondo, según la forma propia de su vocación carmelitana. Entre las influencias humanas recibidas domina la de san Juan de la Cruz: había asimilado los más elevados principios de su teología mística por medio de una asidua lectura del Cántico y de la Llama. La meditación de las Epístolas de san Pablo y de las obras místicas de san Juan de la Cruz, las largas horas de silencio contemplativo, han obrado ese milagro. Por encima de todo, el Verbo se ha hecho el Maestro interior de su vida

Isabel -que en el Carmelo se llamaría Sor Isabel de la Trinidad- se propuso como lema ser "Alabanza de gloria de la Santísima Trinidad" y crecer de día en día "en la carrera del amor a los Tres". Vistió el hábito el 8 de diciembre de 1902 y el 11 de noviembre de 1903 saltaba de gozo al emitir sus votos religiosos en la Orden del Carmen, a la que amaba con toda su alma. SANTA ISABEL DE LA TRINIDAD: Celebración: 8 de noviembre. Isabel Catez Rolland, vistió el hábito el 8 de diciembre de 1902 y el 11 de noviembre de 1903 emitia sus votos religiosos en la Orden del Carmen. Muere el 9 de noviembre de 1906. Fue beatificada por el papa Juan Pablo II el 25 de noviembre de 1984, fiesta de Cristo Rey.

5.16 MB Tamaño del archivo
9788494890550 ISBN
Gratis PRECIO
Mi cielo en la tierra: La doctrina espiritual de sor isabel de la trinidad.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.wictorkoch.se o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

18 Nov 2018 ... 234 Y sor Isabel no cesaba de repetir: «He encontrado mi cielo en la tierra, puesto que el cielo es Dios y Dios está en mi alma. Es el mismo ... Isabel —que en el Carmelo se llamaría sor Isabel de la Trinidad— se ... Con su vida y su doctrina —breve pero sólida— ejerce un gran influjo en la espiritualidad de ... mi Cielo en la Tierra, puesto que el Cielo es Dios y Dios está en mi alma.

avatar
Mattio Mazios

Isabel -que en el Carmelo se llamaría Sor Isabel de la Trinidad- se propuso como lema ser "Alabanza de gloria de la Santísima Trinidad" y crecer de día en día "en la carrera del amor a los Tres". Vistió el hábito el 8.12.1902 y el 11.1.1903 saltaba de gozo al emitir sus votos religiosos en la Orden del Carmen, a ¡a que amaba con toda su alma.

avatar
Noe Schulzzo

1931-1941 El 23 de marzo de 1931 se incoa en Dijon el Proceso informativo diocesano sobre la fama de santidad de Sor Isabel de la Trinidad. Se inician también otros Procesos interrogatorios en París, Agen, Cascassone, Toulouse.

avatar
Jason Statham

Isabel -que en el Carmelo se llamaría Sor Isabel de la Trinidad- se propuso ... doctrina -breve pero sólida- ha ejercido un gran influjo en la espiritualidad de ... encontrado mi cielo en la tierra, puesto que el cielo es Dios y Dios está en mi alma. 18 Nov 2018 ... 234 Y sor Isabel no cesaba de repetir: «He encontrado mi cielo en la tierra, puesto que el cielo es Dios y Dios está en mi alma. Es el mismo ...

avatar
Jessica Kolhmann

En 1902, durante su noviciado, tuvo una experiencia de que estaba viviendo el cielo en la tierra. «He hallado mi cielo en la tierra —decía en carta a la condesa de Sourdon—; porque el cielo es Dios, y Dios está en mi alma». La realidad de Dios, íntimo a su alma, fue el determinante de su existencia.