Historias de miedo.pdf

Historias de miedo

Alvin Schwartz

Aquí encontrarás relatos de terror, venganza, seres sobrenaturales... y lo mejor de todo, podrás leérselos en voz alta a tus amigos. «Los primeros colonos norteamericanos solían entretenerse contando historias de miedo. Se reunían al anochecer en alguna cabaña, o alrededor de un fuego, y competían para demostrar quién era capaz de asustar más. Algunas chicas y chicos hacen lo mismo hoy día. Se reúnen en la casa de alguien, apagan las luces, comen palomitas de maíz, y se pegan unos sustos de muerte. Contar historias de miedo es algo que la gente ha hecho durante miles de años, y a la mayoría de nosotros nos gusta que nos asusten de esa manera. Algunas de estas leyendas son muy antiguas, y se cuentan en diversas partes del mundo. Y la mayoría de ellas tienen el mismo origen. Se basan en hechos que las personas vieron o escucharon o experimentaron, o que al menos piensan que así fue.» Biografía: Alvin Schwartz es conocido por sus más de veinte libros dirigidos para jóvenes lectores. Estas historias recogidas del folclore tradicional lo exploran todo, desde juegos de palabras y humor, hasta cuentos y leyendas de todo tipo. Próximamente publicaremos los volúmenes segundo y tercero de esta serie de relatos que te pondrán los pelos de punta y te helarán la sangre. Las ilustraciones de Brett Helquist han aparecido en libros tan conocidos como la serie de Lemony Snicket Una serie de catastróficas desdichas, El enigma de Vermeer de Blue Balliett, la adaptación de Un cuento de Navidad de Charles Dickens o Bedtime for Bear (que él mismo escribió). Vive con su familia en Brooklyn, Nueva York.

Historias de miedo para campamentos (pulsar en cada título para leer la historia de miedo): 1. La leyenda de la Autopista Fantasma 2. La leyenda de la luz 3. La leyenda de la discoteca Androides 4. La leyenda del Novio Decapitado 5. La leyenda del último adiós 6.

4.95 MB Tamaño del archivo
9788494631528 ISBN
Gratis PRECIO
Historias de miedo.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.wictorkoch.se o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

13/07/2017 10/04/2018

avatar
Mattio Mazios

Historias de miedo. Las Empanadillas Chinas del gimnasio (Historias de miedo) La leyenda de las gemelas (confirmada en enero del 2020) (Historias de miedo) A continuación veremos 11 historias CORTAS de TERROR que son capaces de causar un sentimiento horrido que no permitirá que tus ojos se cierren esta noche.

avatar
Noe Schulzzo

Pero nada de esto era necesario, el lugar por si solo ya era bastante, apenas los cinco estuvieron dentro de la reducida cabaña, está se iluminó por completo, debido a una nube de fuego que se posaba en el techo, la cual no era más que la ardiente mano de Satanás, que fue invocado por verdaderos practicantes del ocultismo en épocas pasadas.. La promesa para él, fue que las almas ...

avatar
Jason Statham

Relatos De Horror, es un canal de Youtube que se dedica a compartir historias de terror reales, basadas en experiencias de personas de diferentes países, Méx

avatar
Jessica Kolhmann

Mi mamá pensaba que era una historia que me contaba mi papá y viceversa, hasta que se les ocurrió preguntar uno al otro qué onda con ese cuento, sólo para orinarse de miedo al enterarse que ... Esto nos exige una gran extensión si queremos que una historia de miedo sea lo suficientemente terrorífica, pues el lector no sentirá miedo si no ha tenido tiempo de sumergirse en la historia. Pero, sorprendentemente, hay formas de dar miedo con algo tan breve como dos frases.